Nacionales

Desidia criminal: 12 millones de vacunas estaban abandonadas en la Aduana desde junio pasado

Durante la presidencia de Mauricio Macri se dejaron de pagar las tasas portuarias para retirar las dosis

04/01/2020.- Durante la presidencia de Mauricio Macri se dejaron de pagar las tasas portuarias para retirar las dosis, entre las cuales hay un gran número contra el sarampión. 12 millones de dosis son un número importante, y más si tenemos en  cuenta que el último año, y producto del estado total de sesamparo de la salud pública, se disparó en Argentina el peor brote de sarampión de los últimos 20 años.

Esta indignante desidia criminal puso en riesgo la vida de los más pequeños, según informó el último boletín epidemiológico del brote, el mayor número de casos confirmados de sarampión correspondió a menores de un año de edad, donde también se observa la mayor tasa de incidencia, seguido de los grupos de 1 a 4 años.

El ministro de Salud actual, Ginés González García, confirmó antes del inicio del fin de semana que el Gobierno ya comenzó a liberar más 12 millones de dosis de vacunas que estaban retenidas en la Aduana por falta de pago de tasa.

González García convino que «es difícil de explicar por qué el Estado argentino ya había pagado 44 millones de dólares» por los 49 envíos de vacunas que llegaron al país desde junio del año pasado si nunca los retiraron de la Aduana.

El Estado debía abonar (en definitiva, a sí mismo) 100 millones de pesos en concepto de estibaje, pero el ministro de Salud explicó que no será necesario pagar esa tasa por la Ley de Emergencia «sanitaria, social y económica».

«La sacamos en la ley con un artículo que liberaba del pago de esa tasa. La ley salió en diciembre pero se hizo con retroactividad para que pudieran salir todas (las partidas), incluidas las de junio», explicó González García a C5N.

«Sacamos 12.400.000 dosis de todo tipo de vacunas. Ya sacamos el 9% o 10%. Dos millones son contra el sarampión y he pedido 7 millones más que van a ser entregadas en 60 días más o menos», anticipó el ministro de Salud.

Se espera que la llegada de las dosis al público sea acompañada por «una campaña de barrido del tema sarampión» sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires y provincia, donde se registraron los focos epidémicos más recientes.

«Vamos a vacunar no sólo a los que les corresponde, sino a los que no fueron bien vacunados», aseguró el funcionario, quien convino que encontró su cartera «muy vaciada, sin programas ni recursos y sin stock» tras ser degradada a Secretaría.

«Tener las vacunas en la Aduana durante seis meses habiendo faltante de vacunas es difícil de explicar. Sobre todo cuando era una cuestión de Estado versus Estado, era un impuesto que no se pagaba pero era para el Estado», señaló.

«Vamos a tener que pagarlo, estamos hablando con la empresa para que nos perdone un poco», convino González García.

Mostrar más

También te puede interesar...

Close